El juego y la gamificación o ludificación

Gamificación no es simplemente juego, no son sinónimos. El juego es una actividad de entretenimiento sin fines específicos, aunque haya algunos didácticos, mientras que  la gamificación selecciona dinámicas del juego para entrenar y desarrollar unas destrezas. Las mecánicas del juego se introducen en un espacio que no es en principio lúdico y están orientadas a progresar hacia un objetivo para mejorar una competencia.

  •  La gamificación como proceso activo:
  • Fomenta la motivación hacia un contenido o producto
  • Trata cuestiones que resultan más intrincadas o difíciles
  • Favorece un cambio de comportamiento o actitud hacia un contenido o bien lo refuerza

Múltiples beneficios

  1. Aumenta la motivación
  2. El alumno es protagonista del aprendizaje
  3. Atiende a un componente emocional que hace que el aprendizaje sea significativo.
  4. Facilita el entrenamiento de cuestiones complicadas y, por lo tanto, el desarrollo del esfuerzo y la resiliencia
  5. Permite la integración de otras metodologías activas, como el aprendizaje basado en proyectos o en problemas, el aprendizaje colaborativo o cooperativo y el modelo «flipped classroom» en el mismo proceso. Se convierte en un método integral.
  6. El fracaso se contempla como un paso más hacia el aprendizaje, por lo que fomenta la iniciativa y el emprendimiento.
  7. La gamificación provee de un entorno seguro donde explorar, que dará lugar a inferencias en la vida real.
  8. Genera una auténtica experiencia de aprendizaje. Y atiende a la diversidad del aula. Se programa en función del tipo de «jugadores» con los que se cuenta y se establecen distintos niveles de consecución de acuerdo a las habilidades de cada uno.

Obstáculos:

  1. El coste inicial de recursos humanos y materiales.
  2. La planificación lleva un tiempo que inicialmente los docentes no tienen pero con la práctica se reduce significativamente este coste. Además, el mundo de la gamificación cuenta con comunidades de aprendizaje muy activas que facilitan la puesta en marcha del proyecto.
  3. En segundo lugar, el efecto juego puede llevar a una mala interpretación de los objetivos y convertirlo en un simple juego, cuando, en realidad, hay un claro objetivo didáctico.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s